Reestructuración de empresas.

Todas las empresas, continuamente están sometidas a la necesidad de evolucionar por la presión que sobre ellas ejercen los cambios de la sociedad en la que están inmersas. Cada vez estos cambios son más intensos y rápidos. Por ello, de la facilidad que tenga la empresa de adaptarse a esos cambios dependerá su permanencia en el mercado y su capacidad para crecer y crear mayor valor añadido. Todo proceso de reestructuración implica cambios. Desde MAIDEE nos comprometemos a que dicho cambio sea seguro y fructífero; y a colaborar desde los inicios para desarrollar una gran capacidad de anticipación a los cambios del entorno. Por ello, proponemos realizar las siguientes actuaciones cuando sean necesarias:

  • Análisis de la situación financiera.
  • Estudio de ampliaciones de capital.
  • Estudio de integraciones verticales/horizontales.
  • Diversificación de mercados.
  • Diversificación de productos.
  • Cambio o cese total de la actividad.